El tener un seguro de responsabilidad civil con las coberturas mínimas que nos marca la ley no es garantía de que esta cubra todas las incidencias que se produzcan, ya que podríamos encontrar en diversas situaciones:

1.- Que la entidad no hubiera cumplido de manera correcta las medidas de seguridad adecuadas, y que por tanto la compañía de seguros considere que ha cometido una negligencia y por tanto no cubra el riesgo.

2.- Que la persona afectada se considere, o bien conocedora del riesgo que corre o negligente con su actitud, por lo que la compañía aseguradora, a pesar de cubrir el riesgo, consideraría que a la víctima no le corresponde la indemnización.

Cualquiera de los dos casos puede terminar en el juzgado y será finalmente un juez el que determine quién tiene la responsabilidad y a quien corresponde pagar la indemnización en su caso.

Es por este motivo que se recomienda:

  1. Tener la póliza de RC actualizada con todas las actividades que realiza el club y los capitales que establece la normativa deportiva.
  2. Revisar periódicamente las medidas de seguridad de las instalaciones y advertir mediante carteles de los riesgos a los que puede incurrir el público.
  3. c) Comunicar a la compañía cualquier riesgo o nueva actividad que genere la entidad.

Si desea cualquier aclaración al respecto, no dude en ponerse en contacto con nosotros

wealia – especialistas en entidades deportivas

Equipo de Wealia
tel: 656 45 44 11
mail: info@wealia.com
www.wealia.com